sábado, 19 de mayo de 2018

El Fondo Monetario Internacional, arma absoluta del capital financiero transnacional




I. En medio de una feroz ofensiva contra los trabajadores de todas las categorías y los jubilados, el Gobierno de Macri, al borde del abismo financiero, pide ayuda al Fondo Monetario Internacional.
Lo que es algo así como meter al zorro en el gallinero para que cuide a las gallinas.
Como ejemplo reciente puede citarse a Grecia, donde la intervención mafiosa y patotera de la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) empobreció a la mayoría de la población hasta límites insoportables, llevó al desmantelamiento de los servicios esenciales (salud, educación, seguridad social, etc.) y al despojo de buena parte del patrimonio nacional, ahora en poder de grandes empresas transnacionales.
El Gobierno «progresista» de Tsipras capituló incondicionalmente pese a la opinión claramente manifestada por la mayoría del pueblo griego en una consulta popular.
No se puede esperar otra cosa para Argentina con la «ayuda» del Fondo Monetario Internacional, pues esta ha sido y es la política del FMI en los hechos desde su creación en 1944.

Veamos.

En julio de 1944 la Conferencia Monetaria y Financiera de Bretton Woods acordó la creación del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRD). Este último como parte del grupo del Banco Mundial.
Ya en 1943, cuando comenzaba a vislumbrarse el fin de la Segunda Guerra Mundial, los estadounidenses y los ingleses comenzaron a discutir las bases de la organización de la economía mundial en la posguerra.
John Maynard Keynes, encargado por las autoridades británicas de participar en las deliberaciones, propugnaba la creación de una cámara de compensación mundial (Clearing Unión) que permitiría hacer todas las transacciones internacionales a un tipo de cambio fijo referido a una moneda internacional emitida por la Clearing House, el "bancor". Se trataba de un verdadero sistema monetario internacional regulador de las finanzas internacionales, que conservaba la simetría entre las partes, con mecanismos de control y eventualmente de financiación para los países deficitarios y una participación de cada país en función de sus capacidades financieras. Sería una especie de Banco a escala internacional en el que los "clientes" serían los estados.
Pero esta propuesta no fue aceptada por los Estados Unidos, en ese momento en la cumbre de su poderío económico como único gran beneficiario de la Segunda Guerra Mundial, que impuso en Bretton Woods sus puntos de vista: un sistema de cambios fijos (con una elasticidad del uno por ciento en más o en menos sobre la paridad establecida entre las monedas) y la paridad establecida en relación con el oro o con el dólar de los Estados Unidos (artículo IV de los Estatutos del FMI, antes de la reforma de 1978).
Así es como en la práctica el dólar pasó a ser moneda internacional, obligando a todos los países a acumular reservas en dólares para hacer frente a las fluctuaciones de sus respectivas monedas, resultante del estado de su balance de pagos.
El sistema de Bretton Woods estableció pues un privilegio exorbitante a favor de los Estados Unidos en materia de pagos internacionales, que en los hechos, sirvió para que el resto del mundo financiara su déficit presupuestario.
Esta fue la base de un desorden creciente del sistema monetario internacional que se institucionalizó en 1975 con el abandono del sistema de tipos de cambios fijos (reforma, vigente desde 1978, del artículo IV de los Estatutos del FMI,).
Es decir, se abandonó un principio ordenador del sistema monetario (el sistema de cambios fijos) pero se mantuvo en los hechos al dólar como moneda internacional, de manera que todo el resto del mundo continuó subvencionando la economía de los Estados Unidos, pues los Bancos centrales de los otros países siguieron interviniendo para evitar la baja del dólar.
Ello permitió y permite a los Estados Unidos apropiarse de una gran parte del producto del trabajo y de los ahorros de los pueblos de todo el planeta.
Esta situación se refuerza por la circunstancia de que los dólares emitidos por la Reserva Federal (moneda fiduciaria, es decir sin respaldo de oro desde 1933) inundan todo el mundo para financiar el déficit presupuestario de los Estados Unidos. En setiembre de 1947 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó sin votación los acuerdos entre las Naciones Unidas, por una parte, y el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, en tanto organismos especializados del sistema de las Naciones Unidas, por la otra.
En los hechos, los acuerdos constituyeron más una declaración de independencia de ambos organismos financieros que de cooperación con las Naciones Unidas.
En el debate sobre los acuerdos, realizado en el Consejo Económico y Social en agosto de 1947, el representante de Noruega dijo que el ECOSOC se apartaría de las disposiciones de la Carta de las Naciones Unidas si los aprobara, agregando que su delegación no estaba dispuesta a reconocer al Banco Mundial como organismo especializado, sometiéndose a las condiciones impuestas por el mismo Banco. El representante de la Unión Soviética, por su parte, señaló en el mismo debate que ciertas disposiciones de los dos acuerdos violaban los artículos 57, 58, 62, 63, 64 y 70 de la Carta de las Naciones Unidas, referidos al funcionamiento de los organismos especializados y a las facultades del Consejo Económico y Social a ese respecto. El representante de Venezuela lamentó que los acuerdos hubieran ido más lejos de los que parecía necesario, en particular el párrafo 3 del artículo IV, que aconsejaba a las Naciones Unidas que evitaran hacer recomendaciones al Banco con relación a los préstamos o a las condiciones o circunstancias de su financiamiento [1].
En 1997 participamos, en representación de una ONG, en la reunión del Grupo de Trabajo sobre el Derecho al Desarrollo de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Allí tuvimos ocasión de intervenir y formularles preguntas a los representantes del FMI y del Banco Mundial.
Las conclusiones que pudimos extraer de dicho diálogo las comunicamos a la Comisión de Derechos Humanos en una intervención oral durante sus sesiones de marzo de 1997. En síntesis dijimos que el FMI no se ocupaba del desarrollo ni del pleno empleo, que figuran entre las funciones que le atribuyen sus Estatutos. En cuanto a la política monetaria, dijimos que el FMI era incapaz de evitar la anarquía financiera internacional y sola desempeñaba el papel de bomberoen situaciones tales como la crisis mexicana o prestaba dinero por razones políticas como lo había hecho con Rusia en vísperas electorales. En cuanto a la deuda, afirmamos que el papel del FMI consistía básicamente en mantener la presión sobre los países deudores e imponerles políticas contrarias a los intereses nacionales y populares.
En el período de sesiones de la Subcomisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, celebrado en julio-agosto de 2001, dos de sus miembros, la señora Udagama y el señor Onyango, presentaron un informe sobre la mundialización[2].
Los autores decían en el informe que si bien la protección y promoción de los derechos humanos es primordialmente una obligación de los estados, otras entidades tales como la Organización Mundial del Comercio, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial no están de manera alguna exceptuadas de responsabilidad en ese terreno. Afirmaban que las instituciones internacionales multilaterales “tienen la obligación de no tomar medidas que afecten la situación social de un país dado”.
En el debate que se suscitó en la Subcomisión, el representante del FMI afirmó que dicha institución no tiene mandato para tomar en cuenta los derechos humanos en sus decisiones y que no está obligada por las diferentes declaraciones y convenciones relativas a los derechos humanos [3].
Esta declaración del representante del FMI provocó vivas réplicas de varios miembros de la Subcomisión, afirmando uno de ellos que “no es admisible que el FMI no se someta al derecho internacional” y otro miembro sugirió que la Subcomisión “debía adoptar una posición clara indicando que los sistemas comerciales y financieros están sometidos al derecho internacional y por lo tanto tienen la obligación de proteger y respetar los derechos humanos”.
En el seno del FMI, el poder de decisión pertenece a los cinco países que reúnen la mayoría de las cuotas, pues el artículo XII sección 5 de sus Estatutos establece el voto ponderado en los órganos de dirección (Consejo de Gobernadores y Consejo de Administración). Además, un solo país, los Estados Unidos, puede bloquear ciertas decisiones importantes (por ejemplo el restablecimiento de un sistema internacional de cambios fijos) porque dispone de un porcentaje de votos superior a la minoría de bloqueo, que es del 15 por ciento.
De modo que un pequeño grupo de países, muy poderosos económicamente, impone al resto del mundo las orientaciones de la política económica. Y en el caso particular de la deuda externa y de las políticas de ajuste sucede lo mismo. De manera que las "recomendaciones" y "principios directores" del FMI no son otra cosa que la coacción ejercida sobre los países que quieren renegociar la deuda u obtener préstamos del sistema financiero internacional, a fin de que adapten su política económica y financiera a los intereses del gran capital transnacional: privatización de los servicios públicos, reducción del gasto social, aumentos de las tarifas de dichos servicios, congelación de los salarios, apertura incondicional de las fronteras a los productos y servicios extranjeros, etc. Son las llamadas “condicionalidades”.
En los hechos, las instituciones de Bretton Woods tienen un poder de decisión excepcional sobre las orientaciones de las economías nacionales de los países menos desarrollados, como mandatarios de los países ricos, sin base alguna en el derecho internacional vigente. Por el contrario, no tienen ningún poder sobre las orientaciones económicas de los países ricos, pese a que la enorme deuda externa e interna de algunos de ellos justificaría ampliamente la aplicación de una política de ajuste estructural, de acuerdo a las concepciones del Fondo. Ni el Fondo ni el Banco Mundial, pese a que las grandes potencias dicen que son los "únicos organismos competentes" del sistema, tienen una política mundial económica y/o financiera. Tal política va a la deriva de los intereses coyunturales del capital financiero e industrial transnacional.
Todo esto confirma que el FMI y el Banco no son en la práctica organismos especializados del sistema de las Naciones Unidas, como está previsto en la Carta de la ONU, sino meros instrumentos y mandatarios de las grandes potencias y del gran capital.
De modo que el Estado que quiere tener acceso al crédito internacional debe ajustarse a los "principios directores" del FMI que, de manera general, son los siguientes:
1)..."apertura de los sectores que han estado protegidos frente a la competencia del mercado y la eliminación de subvenciones..."
2)..."reducir las presiones inflacionarias, alentar la repatriación del capital y fomentar la inversión extranjera directa..." (Comunicado del Comité Provisional de la Junta de Gobernadores del FMI, Comunicado de Prensa Nº 89/44, del 25/9/89);
3)..."contener la demanda global..."
4)..."saneamiento de las empresas públicas..."
5)..."flexibilización del control de precios y de las restricciones comerciales" (acuerdo con Mauritania)
6)..."revisión de la escala de derechos de importación y de los precios agrícolas..." (Acuerdo con Costa Rica, Bulletin du FMI, 5 juin 1989, p. 174).
Etc.
Estos "principios directores" se han incluido en los acuerdos celebrados con numerosos países.
Las llamadas políticas de ajuste son económicamente recesivas y socialmente regresivas, pues el único objetivo real del Fondo es que los deudores paguen los servicios de la deuda a los acreedores. Con tales políticas la espiral de la deuda sigue creciendo porque la economía de los países deudores permanece estancada o crece lentamente, con lo que se les hace aún más difícil cumplir con los acreedores, y se deben contraer nuevos préstamos para pagar los servicios de los préstamos anteriores. Así la deuda externa no deja de crecer y se convierte en deuda eterna[4].

II. El caso argentino

La otra cara de la medalla de la dictadura del capital financiero transnacional es la estructura económico-financiera capitalista integrada al capitalismo mundializado de los países que, como Argentina y casi todos los países del mundo poco desarrollados o semidesarrollados, incluidos los que cuentan –o han contado hasta hace poco- con Gobiernos “progresistas”.
Estructura que ha permanecido intocada en todos los casos y que los hacen dependientes del gran capital industrial y financiero transnacional y por lo tanto expuestos a su voracidad.
En cifras redondas, la deuda externa argentina sufrió la siguiente progresión desde 1966 hasta ahora.
Cuando se produjo el golpe militar de 1966 rondaba los 3200 millones de dólares. Al restablecerse en 1973 los gobiernos constitucionales había aumentado a 4800 millones es decir un 46%. Durante los Gobiernos de Cámpora, Frejuli e Isabel Perón (1973-76) aumentó a 7800 millones (62%). Durante la dictadura 76-83 aumentó a 45000 millones (465%). Con Alfonsín aumentó a 65000 millones (44%) y con Menem a 191000 millones (123%).
Con los Kirchner (2004-2015) se mantuvo estable en torno a esa cifra.
Con Macri actualmente la deuda ronda los 300.000 millones. Es decir que aumentó unas CIEN VECES desde 1966. Existe una abundante bibliografía sobre todo ese período con sus distintas particularidades, a la cual me remito en homenaje a la brevedad.
Pero merece un breve comentario el hecho de que la deuda no haya aumentado en los doce años de gobierno kirchnerista.
En efecto, la deuda no aumentó porque durante ese período se hicieron pagos a los acreedores por 190.000 millones de dólares con las reservas de ANSES y del Banco Central acumuladas durante la fiesta de la soja y contrayendo nuevas deudas. El resultado fue que pese a ese astronómico reembolso cuando terminó el mandato de CFK se seguía debiendo lo mismo que en 2004: unos 190.000 millones. Sumado lo que se pagó durante los Gobiernos K más lo que se seguía debiendo en 2015 da la bonita suma de 380.000 millones de dólares.
Este proceso de “pago serial” (CFK dixit) de la deuda estuvo en buena parte centrado en la ley llamada “del pago soberano local de la deuda exterior de la República Argentina” de 2014 que analicé en un artículo que se puede encontrar en http://www.argenpress.info/2014/10/acerca-de-la-ley-llamada-del-pago.html donde concluyo escribiendo: Esta ley, en lugar de llamarse ley “Del Pago Soberano Local de la deuda exterior de la República Argentina”, debería llamarse “ley de sumisión al capital financiero transnacional”.
Pero más importante aún es que durante los Gobierno de Néstor y Cristina Kirchner se mantuvo invariable en Argentina – y aun se agravó- la tendencia general a escala mundial que indicábamos al principio del Párrafo II de esta nota: el mantenimiento de la estructura económico-financiera capitalista integrada al capitalismo mundializado. Al respecto me remito a mi nota Marcha federal ¿unidad de acción?-Balance de 12 años de kirchnerismo: un proceso de recolonización sin precedentes(https://www.alainet.org/es/articulo/180117).
De modo que la lucha contra la sumisión a los dictados del Fondo Monetario Internacional no debe limitarse a propuestas más o menos coyunturales sino a un proyecto alternativo generado en los lugares de trabajo, de estudio y de investigación que incluya un estudio pormenorizado de toda la deuda externa desde que ésta comenzó a crecer exponencialmente para determinar qué parte es legítima y exigible y qué parte no.
Y sobre todo que incluya reformas estructurales económicas y financieras de fondo tendentes a romper las ataduras esclavizantes con el capital transnacional, lo que presupone (como se señala de alguna manera en el documento de la CEPAL citado más arriba en la nota 4) una auténtica y profunda redistribución del producto nacional en beneficio de los trabajadores y jubilados y la nacionalización de los principales recursos naturales y de los servicios esenciales.

Alejandro Teitelbaum
Alainet

Notas:

[1] Actas resumidas de la reunión del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas, agosto de 1947.
[2] La mundialización y sus consecuencias para el pleno disfrute de los derechos humanos, E/CN/.4/Sub.2/2001/10, 2 de agosto de 2001. El informe final fue presentado en 2003: E/CN.4/Sub.2/2003/14.
[3] Cf. Communiqué de presse du 8 août 2001, HR/SC/01/11 y 12.
[4] Véase la publicación de la CEPAL La ineficiencia de la desigualdad, Mayo de 2018. https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/43442/1/S1800059_es...

martes, 15 de mayo de 2018

Estado de Israel: 70 años de su creación artificial




Ben Gurión declara la fundación del Estado de Israel

El 14 de mayo se cumple un nuevo aniversario de la creación artificial del Estado Israelí. Con la anuencia de los vencedores de la II Guerra Mundial, David Ben Gurión, en 1948, declaró unilateralmente su constitución. Para los palestinos, al día siguiente comenzó la Nakba (catástrofe).

Después de 7 décadas de un lento genocidio, los palestinos continúan siendo humillados por Israel. Actualmente, en Gaza, viene asesinando a manifestantes que son parte de la llamada “Gran marcha del retorno” que se realiza todos los viernes y que culminará con una masiva movilización de palestinos el 15 de este mes, precisamente para conmemorar la Nakba.
Mientras esto sucede, mantiene presa a la activista adolescente Ahed Tamimi (que se ha convertido en un símbolo de la resistencia palestina). Hace pocos días también encarceló a su hermano, en un nuevo acto de provocación.
Pero en esta empresa Israel no está solo, cuenta con el apoyo de su principal aliado, EEUU. La última gran colaboración de Trump fue anunciar el traslado de la embajada norteamericana a la ciudad de Jerusalén.
El Estado “teocrático” de Israel, socio menor de la principal potencia hegemónica –aunque en crisis-, celebró la decisión, de hace unos días, del presidente norteamericano de retirarse del pacto nuclear con Irán. Para dar ese paso, se basó, ¿cómo no?, en informes de los servicios de inteligencia israelí –Mossad-, que habrían obtenido archivos secretos del plan atómico iraní.
A días de este anuncio, pudimos observar el bombardeo de Israel a bases del país persa en Siria.
Este es el marco interno y externo de la política israelí, avalada por EEUU, cuando se cumplen los 70 años de su creación. Por estos días veremos el cinismo y la falsedad histórica, transformados en “fiesta de la independencia de Israel”. Veamos por qué.

Los orígenes

La creación del Estado de Israel, se constituyó de manera artificial pues era una minoría judía la que habitaba esas tierras, incluso desde la ocupación británica, que dominó el territorio desde antes del inicio de la 1° Guerra Mundial, y que a lo largo de esos años fue “implantando” población de origen judío.
Inglaterra como potencia ocupante, fue “avalada” por la Liga de las Naciones (institución imperialista antecesora de las Naciones Unidas –ONU-), que le confirió un status de “protectorado” a ese coloniaje otorgándole su administración “legal” en 1922. Se trataba por ese entonces, a la salida de la I Guerra, del reparto de las colonias y de las “esferas de influencia” de los mercados y en ese reparto del botín, Inglaterra se quedó con el territorio que ya dominaba desde 1915, Palestina.

Dominio británico de Palestina

Pero fue en 1917, para neutralizar los movimientos nacionalistas árabes que habían surgido contra la opresión del Imperio Otomano, que Inglaterra impulsa la declaración de Lord Balfour (Secretario de Relaciones Exteriores británico) mediante la cual se declara favorable a la “creación de un hogar nacional judío” en el “mandato británico palestino”. Esta declaración iba dirigida al Lionel Rothschild, miembro sionista de la pujante burguesía financiera británica, para que la diera a conocer a la Federación Sionista.
Esto tuvo como consecuencia inmediata la entrada a Palestina de miles de colonos judíos. Los sionistas compraban tierras a los campesinos palestinos por escasas monedas y si estos oponían resistencia, no dudaban en recurrir a la violencia.

Los líderes árabes ceden Palestina

Pero esta política de comenzar a ocupar tierras que no les pertenecía originariamente, constituía el gran acuerdo entre el sionismo y las potencias imperialistas, concretamente en este caso Inglaterra, pero contó con la complicidad de miembros de familias “reales” árabes, como es el caso de Faisal Husain, miembro de la familia de los hachemíes.
Husain, fue un líder nacionalista de la rebelión árabe (1916/1920) contra el Imperio Otomano y cuyo proyecto era un Estado árabe, fundado sobre las bases de una monarquía constitucional en los territorios denominados por aquel entonces Siria, que comprendían los actuales Siria, Líbano, Jordania, el Estado de Israel y los territorios ocupados. Como este proyecto chocaba con las aspiraciones de las potencias imperialistas del reparto de los mercados, Faisal se ve enfrentado con Francia, que por ese reparto imperialista poseía Siria del Norte (Líbano y Siria), es expulsado de Siria por los franceses que desataron en esa zona un baño de sangre, eso lo hace volcarse hacia acuerdos con Inglaterra y con el sionismo, ya que era la cara visible de la monarquía árabe que también reclamaba para sí las tierras de Palestina.
En 1919 Faisal firma un acuerdo con el sionismo representado por su líder Jaim Weizmann (quien luego fuera el primer presidente del Estado de Israel), donde les reconoce su derecho a la inmigración masiva a tierras palestinas, simplemente a cambio de igualdad religiosa y control musulmán sobre los santos lugares del islam y de que promuevan la constitución de un Estado árabe que excluía a Palestina. A los pocos meses de firmado el acuerdo, el sionismo aprovecha la Conferencia de París (la reunión donde los aliados discutieron las condiciones a imponer a los países derrotados de la I Guerra mundial), para reclamar una Palestina enteramente judía.

La situación de los judíos en Europa que da origen al sionismo

Esta política de “copamiento” de territorio continuó, ya en la primera mitad de la década del 30, Inglaterra emite un decreto que ordena ceder tierras a todo aquel que posea una torre y una empalizada, fue así que en pocos meses los sionistas montan torres y empalizadas y eso los convierte en “propietarios” de vastas extensiones de hectáreas. A la vez los llamados sionistas de “izquierda” se establecen en colonias “socialistas” (los llamados kibutzim), que de hecho eran campamentos militares que interferían las comunicaciones entre las aldeas palestinas.
Es decir: las potencias imperialistas, en esa época con Inglaterra a la cabeza y el sionismo usaron a un pueblo perseguido como el judío, que ya a fines del siglo XIX se veía obligado a huir de los pogroms que los asesinaban por miles sobre todo en Europa Central y Oriental, donde el desarrollo burgués fue más atrasado, a diferencia de la Europa occidental cuyas revoluciones burguesas en Inglaterra, Francia y los Países Bajos permitieron la integración y la asimilación progresiva de los judíos.
Ese atraso de la burguesía de Europa Oriental como fuerza social, empujaba a los judíos a la proletarización, la miseria y los confinaba a vivir en guetos. Los habían convertido prácticamente en el último escalón de sus sociedades y eso le servía a esa burguesía para erigirlos en chivos expiatorios de los padecimientos de las masas. Los pogroms tuvieron como marca de nacimiento esta política pérfida y asesina de las burguesías. Y el sionismo que por esa época también comenzaba a desarrollarse (1897) como movimiento político de un pequeño sector de la burguesía judía, para llevar adelante su proyecto de un Estado judío, no tuvo ningún empacho en reunirse y hacer acuerdos por ejemplo con la autocracia zarista, que llevaba adelante esos pogroms y campañas antisemitas.
El zarismo quería que los líderes sionistas convencieran a muchos judíos de abandonar su militancia en partidos obreros. Recordemos que fueron esas condiciones terribles de vida bajo las que se encontraban miles y miles de judíos, que dieron origen a la militancia revolucionaria, destacándose dirigentes marxistas como León Trotsky, Rosa Luxemburgo, Riazanov, Lev Kamenev y un largo etcétera.
Luego, con el correr de las décadas sobrevino el nazismo y el exterminio de 6 millones de judíos en campos de concentración ya en la II Guerra mundial. Y esto fue usado por las potencias vencedoras como Inglaterra y sobre todo Estados Unidos, que salió de la Guerra como potencia hegemónica, para sentar las bases de una política reaccionaria encarnada en la creación del Estado de Israel. Y estamos hablando de las mismas potencias que cerraron sus fronteras a los miles y miles de judíos que huían del nazismo.

1948: año de la NAKBA

El sionismo y el imperialismo inglés tuvieron por último que derrotar a sangre y fuego la rebelión árabe palestina que se dio entre 1936 y 1939, para finalmente poder 9 años después proclamar su Estado racista. Un Estado que siempre fue absolutamente funcional a los intereses del imperialismo, con el fin de someter a los pueblos árabes oprimidos de Medio Oriente y que aún hoy con los cambios geopolíticos de los últimos años, continúa cumpliendo el mismo fin estratégico.
Un año antes, en 1947, en las Naciones Unidas se establece la partición de Palestina y les ceden a los sionistas el 52% de su territorio. Las milicias sionistas intervienen llevando adelante una masacre. Esta vez borraron del mapa 500 aldeas y obligaron al exilio a más de un millón de personas. Exilio que a lo largo de los años ascendería a más de 7 millones de refugiados que no tienen el mínimo derecho a retornar a sus tierras.
Sabido es que las mujeres palestinas llevan consigo una llave que se pasan de generación en generación y que representa la llave de las puertas de sus casas de donde fueron expulsadas con sus familias en 1948.
Esa es la base de la fundación del Estado Judío, que contó con la aprobación de Stalin en acuerdo con el imperialismo norteamericano (EEUU todos los años vota en su presupuesto nacional, el porcentaje que será destinado a Israel).
Ese Estado de Israel que hasta no hace muchos años tenía en sus leyes un artículo que habilitaba para que se pudiera torturar a prisioneros, con el fin de “bregar por la seguridad nacional”.
La gran mayoría de los habitantes ancestrales de la tierra donde hoy se asienta ese Estado, fue conminado a vivir en cárceles a cielo abierto como es hoy Gaza. Los palestinos cuentan además con Cisjordania. Establecieron una política muy similar a los bantustanes de la Sudáfrica del apartheid. Los dos territorios abarcan poco más de 6.100 km cuadrados, donde viven aproximadamente 2 millones 800 mil palestinos. Pero son territorios separados entre sí y en el medio uno de los ejércitos más poderosos de la tierra, el ejército israelí. Esta distribución y separación geográfica es lo que hace también que sea utópica la política de constituir un Estado Palestino, al lado del Estado de Israel ¿Qué clase de Estado se puede construir sin conexión entre sus territorios y sin control de los recursos naturales?
Para darnos una idea: la provincia de Tucumán es casi 4 veces más grande que el territorio de Gaza y Cisjordania juntos y actualmente en Tucumán viven 1 millón 500 mil habitantes.

Cómo lograr un verdadero Estado que albergue a árabes y judíos

Más allá de las consideraciones sobre la Iglesia católica, que dicho sea de paso no levantó la voz para defender a los judíos perseguidos por los pogroms, ni tampoco cuando fueron víctimas del nazismo, hace años que viene discutiendo con el Estado hebreo por sus congregaciones católicas, esto también habla de un Estado teocrático que margina a los que no profesan la religión judía.
Un Estado que incluso cada vez “acorrala” más a sus ciudadanos laicos, pues cada semana, por ejemplo, se emiten resoluciones desde ministerios como el de Educación ordenando que los jardines de infantes y las primarias abandonen la enseñanza del árabe y solo se hable hebreo o que las obras de teatro tengan la obligación de exponerse en territorios ocupados, esto a pesar de la negativa de muchos artistas israelíes que no acuerdan con la ocupación.
Por eso la verdadera paz y un verdadero Estado donde puedan convivir árabes y judíos en plena igualdad, no será posible mientras exista un Estado sionista, que es actualmente la principal potencia armamentística –y nuclear- de la región.
Un Estado que albergue al pueblo trabajador, más allá de que profesen la religión musulmana, judía, cristiana o ninguna, podrá concretarse mediante una Palestina obrera y socialista que abarque todo su territorio histórico, defendiendo la necesidad de una Federación de Repúblicas obreras de Medio Oriente. Tarea que deberá ser emprendida por la clase trabajadora y los campesinos de toda la región.

Mirta Pacheco

Fuentes:

•La gran revuelta árabe (1936-1939): Estructuras, identidades y lógicas de conflicto al interior del territorio palestino. Ariel Hernán Farias. Universidad de Buenos Aires. Nómadas. Revista crítica de Ciencias Sociales y jurídicas. 2010.

•La fundación del Estado de Israel. 60 años de ocupación y genocidio. Miguel Raider. La Verdad Obrera, 15 de mayo 2008.

•Revista de América N°12. Diciembre de 1973.
lanación.com.ar 13 de mayo 2015.

Israel masacra a decenas de palestinos en la víspera del 70 aniversario de la Nakba




58 palestinos muertos por fuego israelí en las protestas contra el traslado de la embajada de EEUU en Jerusalén

58 palestinos han muerto y unos 2.700 han sido heridos (cerca de la mitad de ellos por disparos de fuego real) en las protestas en la frontera de Gaza contra el traslado de la Embajada de EEUU de Tel Aviv a Jerusalén y con motivo de la Marcha del Retorno, que reclama el derecho de los refugiados a volver a sus hogares, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad de Gaza dados a conocer a las siete de la tarde del lunes (hora de Gaza).
Desde que empezó esta movilización en la zona fronteriza entre Israel y Gaza, ningún israelí ha resultado herido. Los francotiradores parapetados en sus posiciones dispararon a discreción contra los manifestantes en una movilización que se inició cuando se supo que EEUU trasladaría su embajada desde Tel Aviv hasta Jerusalén.
El ataque israelí se produjo al mediodía, cuando 35.000 personas se manifestaban en dirección al muro israelí que aísla la Franja en otra Gran Marcha del Retorno, que se llevan celebrando desde el Día de la Tierra Palestina, el 30 de marzo, y que reivindica el regreso de los millones de refugiados palestinos a sus tierras y hogares. Desde este día, Israel ha matado a un centenar de personas en la franja, y varios centenares desde que se anunciara a finales del año pasado la intención estadounidense de trasladar su embajada a Jerusalén.
Además de reprimir la manifestación con munición real, el Ejército israelí ha bombardeado los locales de Hamás en el norte de Gaza, provocando varios muertos. Los hospitales de Gaza se encuentran colapsados por la afluencia de heridos.
También en Cisjordania se produjeron manifestaciones contra la inauguración de la embajada estadounidense en Jerusalén, que se produce después de que Trump decidiera, despreciando la legislación y el consenso internacional, trasladar su sede desde Tel Aviv hasta esta ciudad, para apoyar las políticas de ocupación del Estado de Israel, que reivindica Jerusalén como su capital. Se produjeron disturbios al menos en el checkpoint de Qalandia y en Belén.
Mientras tanto, e ignorando la represión generalizada, se produjo la inauguración de la sede de la embajada con mucho boato y con la participación por parte de Estados Unidos de la hija de Donald Trump, Ivanka Trump, el vicesecretario de Estado, John Sullivan, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, entre otros, y con la presencia del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.
Trump intervino con un mensaje en vídeo: "Israel es una nación soberana con el derecho a determinar su propia capital".
En el exterior, centenares de personas se manifestaron en contra del traslado de la sede diplomática y fueron expulsados por la policía.
El primer muerto en Gaza fue identificado como Anas Qudieh, un joven de 21 años que ha fallecido por un impacto de bala al este de Jan Yunis, al sur del enclave. Poco después falleció otro joven, Musab Abu Leila, de 28 años, en las manifestaciones en el este de Yabalia, al norte de la Franja de Gaza. También murió un menor de edad: Izaldin Musa Al Samak, de 14 años.
"Los palestinos no aceptarán vivir bajo el bloqueo que se ha impuesto en la Franja de Gaza y están determinados a escribir su documento de autodeterminación", ha indicado un portavoz de Hamás en un comunicado.
El Ejército israelí acusó en un comunicado a los islamistas de "dirigir una operación terrorista bajo cubierta de masas de gente en diez localidades de Gaza. De acuerdo a las propias declaraciones de Hamás y a la información que poseemos, Hamás intenta realizar una serie de ataques terroristas, incluida la infiltración masiva en Israel desde varios puntos que pretende dañar a los ciudadanos de Israel y las fuerzas de seguridad".
Las fuerzas israelíes, agregó, están respondiendo con métodos de dispersión de masas y con fuego real y están "operando de acuerdo a los procedimientos de actuación estándar".

"Uso desproporcionado de la fuerza"

El Comité de la ONU para la Prevención de la Discriminación Racial emitió el lunes una declaración urgente en la que pide al Gobierno de Israel que haga cesar "el uso desproporcionado de la fuerza" contra los palestinos que participan en la Gran Marcha de Retorno de Gaza.
Como parte de un mecanismo de "alerta y acción urgente" con el que cuenta para casos que requieren un pronunciamiento urgente por ser de vida o muerte, el Comité exhortó a Israel a abstenerse de "cualquier acto que provoque más víctimas" y que permita que los palestinos heridos reciban atención médica.
El Comité indicó que las informaciones que maneja indican que "varias de las personas que han muerto o resultado heridas no constituían una amenaza inminente cuando se les disparó". Además, denunció que hay indicios de que las autoridades israelíes han obstaculizado que los heridos reciban un tratamiento adecuado.
El Comité de la ONU también reclamó que las autoridades tomen medidas contra el aumento de los mensajes y discursos racistas y que incitan a la violencia contra los palestinos.

El Salto / eldiario.es

sábado, 12 de mayo de 2018

Nuevo salto en la escalada bélica




Estados Unidos rompe el acuerdo nuclear con Irán

La salida de Estados Unidos del pacto nuclear con Irán es un salto en el escenario bélico del Medio Oriente. Trump ni siquiera pudo apelar a la excusa, como hizo en el pasado frente a otros conflictos, de que el pacto nuclear haya sido violado. Todas las potencias firmantes, incluido Estados Unidos, reconocen que el acuerdo venía siendo respetado por Irán, con lo cual el abandono del mismo pone más al descubierto la provocación en marcha.
La Casa Blanca reprocha que el pacto no limita el desarrollo misilístico y de otras armas del país persa. Pero el eje de la movida apunta en otra dirección: forzar al retiro de Irán de Siria y un repliegue en su injerencia en la región. Importa señalar que Hezbollah acaba de obtener un triunfo resonante en el Líbano y las elecciones inminentes en Irak anticipan la consolidación en el poder de los proiraníes.
La guerra contra Isis culminó con un fortalecimiento del régimen de Al Assad y una consolidación de la presencia de Rusia, Irán y, en menor medida, de Turquía. El mapa de la posguerra lo diseñan hoy Teherán, Moscú y parcialmente Ankara, sin la intervención de Estados Unidos y sus aliados. Este escenario pretende ser alterado por Trump.
Por lo pronto, la decisión norteamericana es el guiño que venían esperando Israel y Arabia Saudita, países respaldados por Occidente que disputan con Irán la hegemonía en la región para poner en marcha una escalada militar. Un anticipo de esta amenaza se produjo a fines de abril, con un bombardeo presuntamente israelí a dos bases de ese país. La acción fue mucho más grave que el reciente bombardeo que hizo Estados Unidos con Gran Bretaña y Francia. El ataque causó la muerte de al menos dos docenas de oficiales iraníes y, en estas horas, trascendió otra operación israelí en territorio sirio. Esto se combina con un recrudecimiento de la ofensiva contra la población palestina, concentrada, en primer lugar, en la Franja de Gaza que viene siendo blanco de un hostigamiento implacable por parte de las tropas israelíes.
La ruptura del acuerdo va unida a la puesta en marcha de sanciones económicas. La asfixia económica pretende asestar un fuerte golpe al régimen iraní, cuya economía ya está deteriorada.
La expectativa de que la aproximación a Occidente como resultado del pacto permitiría un florecimiento económico se ha visto desmentida y la declinación de las condiciones de vida ha continuado hasta un punto tal que ha terminado provocando un estallido popular, a finales del año pasado. Una suerte de embargo sería el preludio de una intervención militar. Las sanciones anunciadas contra Irán se complementan con las que la Casa Blanca viene aplicando contra Rusia. Las represalias económicas tienden a forzar al régimen de Putin a un reparto en nuevos términos de Siria y de la región.

Europa

Pero el anuncio de sanciones, asimismo, es un tiro por elevación contra la Unión Europea. Trump hizo caso omiso a las peticiones de Macron y de Merkel, que viajaron hace pocos días a Washington, de que no se retirara del pacto. A este pedido se sumó también la premier británica Theresa May. Los tres países europeos ratificaron la firma y su participación en el acuerdo nuclear. Esto sube un peldaño más la tensión internacional en el marco de la guerra comercial que enfrenta Estados Unidos con Europa.
Importa destacar que Washington impondrá sanciones a las empresas europeas que no abandonen sus negocios en Irán. Este hecho podría precipitar una huida de ese país. Eso incluye no sólo a las petroleras sino también a las compañías de buques, aseguradoras y bancos. Esto comprometería seriamente la producción y la exportación petrolera del país persa, cuyo principal destinatario son precisamente los países europeos.
La Unión Europea estudia desde hace meses cómo puede hacer que las sanciones estadounidenses no afecten a sus empresas. Se trataría de usar algún procedimiento legal que evite que las empresas europeas sufran sanciones extraterritoriales estadounidenses y de abrir líneas de crédito en euros desde el Banco Europeo de Inversiones para apoyar a las empresas europeas con actividades en Irán.
Hay una coincidencia entre los analistas de que la imposición de sanciones a las empresas europeas crearía “la mayor división entre Europa y Estados Unidos desde que el ex presidente estadounidense George W. Bush declaró la guerra a Irak en 2003” (Clarín, 3/5).
La decisión norteamericana en torno de Irán ha puesto a Europa a la defensiva, que es, por otra parte, lo que viene ocurriendo en otros planos, como ha sucedido con el aumento de las tarifas del acero y del aluminio, la reforma tributaria o el abandono de los acuerdos climáticos de París. Los europeos advierten que una crisis ascendente en Medio Oriente no sólo los expone a las represalias y a un guerra comercial de consecuencias imprevisibles sino que, entre otras cosas, podría terminar provocando un nuevo aluvión de refugiados de alcance explosivo.

Irán

En las próximas semanas habrá que estar atentos también a la evolución interna en Irán. El presidente iraní, Rohani, pretende contrarrestar la presión norteamericana recostándose en las potencias europeas. Ha señalado que se seguirá respetando el acuerdo. Pero esta política puede terminar siendo un arma de doble filo. La Unión Europea apunta a una negociación con Irán, cuyo núcleo consistiría en “restaurar las vías de inversión a cambio de una adenda en el pacto original” (ídem). Aunque Trump rechazó esta opción, el núcleo de ese “agregado” está en sintonía con las demandas del magnate yanqui y estribaría en poner un límite en el programa de misiles balísticos de Irán y a su accionar en la región, en particular en Siria, Irak y Yemen. Por lo pronto, los líderes europeos pidieron a Irán que muestre “contención en su respuesta a la decisión estadounidense”.
Esta tentativa por salvar el pacto puede terminar en un fiasco. Si esto ocurre, sería un golpe para el ala moderada del régimen (que es la que gobierna), que ha sido uno de los artífices de estos acuerdos y, como contrapartida, podría levantar cabeza el sector ultranacionalista desplazado del poder. Por supuesto, no se puede descartar que, colocado entre la espada y la pared, el propio Rohani pegue un giro. Por lo pronto, la ofensiva de Trump podría reavivar un sentimiento antiimperialista y/o “quizás un nuevo deterioro de la economía, podría multiplicar las protestas situando el país al borde de la confrontación civil” (La Nación, 9/5).

Conclusión

La decisión de Trump de mandar al tacho de basura el pacto con Irán muestra el carácter efímero de estos compromisos. Estamos ante equilibrios precarios, que son la antesala de nuevos ataques.
Nos encontramos frente a un escenario convulsivo dominado por grandes crisis internacionales, rivalidades, guerras comerciales y tendencias a la guerra, golpes y rebeliones populares, que tienen como telón de fondo la bancarrota capitalista que hace su trabajo implacable de topo.
Este escenario coloca al rojo vivo la necesidad de una campaña internacional común de la clase obrera contra la guerra y poner en pie una Internacional revolucionaria, la IV Internacional.
¡Abajo el imperialismo y las guerras imperialistas!
Por la autonomía nacional de Siria y de todos los Estados del Medio Oriente. Por una Federación de Repúblicas Socialistas.
Abajo el Estado sionista, por el derecho al retorno del pueblo palestino.

Pablo Heller

Mundial de 1938, el que nunca debió haberse jugado




En las vísperas de la masacre imperialista

El mundial del ´38, realizado en Francia, nunca debió haberse jugado. Sólo un conjunto de fuertes intereses económicos lo hizo posible, pero fue un mundial contra natura.
El cuadro político global -con la Guerra Mundial en ciernes y el ascenso del nazismo- dominaba la atención del mundo. Y el torneo mayor del fútbol ni siquiera actuó como somnífero frente a las brutales preocupaciones de las masas.
El inmenso Trotsky, quizás el más consciente de los hombres del planeta respecto de lo que significaba la inminente llegada de la guerra mundial, escribía aceleradamente el Programa de Transición, es decir un programa de la clase obrera para antes, durante y después de la masacre imperialista que vendría. Este programa se aprobó dos meses después, paradójicamente, en la misma Francia donde se había realizado el Mundial, y el mismo dio origen a la Cuarta Internacional.
La Copa Mundial de 1938 se celebró sin la participación de España, que estaba inmersa en la Guerra Civil desde hacía dos años. Por otra parte, el régimen de Adolf Hitler se había anexionado el estado de Austria para convertirlo en una provincia del III Reich.
Este hecho, entre otras cosas, afectó a la organización de la Copa del Mundo porque Austria, que estaba clasificada para la fase final, dejó una plaza vacante.
La anexión de Austria tuvo un desenlace significativo en la preparación del Mundial. El nazismo ya estaba consolidado en Alemania y comenzaba a revelar sus intenciones de conquistar Europa.
El Mundial era una forma de mostrar los logros del régimen y allí se manifestaron algunas de sus políticas.
Al anexar a Austria como parte de Alemania hizo lo propio con la selección de ese país, que había clasificado a la cita mundialista, pero que pasó a integrar las filas de la selección teutona.
En aquel entonces Austria era -junto a Italia- una de las mejores selecciones europeas. Su figura, Matthias Sindelar, era apodado ‘El Mozart del fútbol’ y su incorporación a las filas alemanas iba a potenciar, sin duda, a los germanos.
Hitler buscó repetir lo de Mussolini en el ´34, tratando de armar con los “anexados” una selección trucha y competitiva.
Los nazis organizaron un encuentro entre ambas selecciones para darles la “bienvenida” a los austríacos y todo estaba preparado para que Alemania se luciera. El partido se disputó el 3 de abril de 1938 en el Estadio Prater, de Viena y, pese a que se esperaba que los futbolistas austríacos permitieran un fácil triunfo alemán, Austria venció por 2-0 con goles de Karl Sesta y Sindelar.
Este último anotó el segundo gol y lo festejó ruidosamente, bailando frente a la tribuna donde estaban sentados los jerarcas nazis invitados al juego, lo que los enfureció y, presumiblemente, selló su sentencia de muerte.
Sindelar se negó a incorporarse a la selección de fútbol de la Alemania nazi con miras a la Copa Mundial de Fútbol de 1938, en el cual Alemania ofreció una pobre actuación y fue eliminada en la primera ronda.
Un año más tarde, el 23 de enero de 1939, Sindelar fue encontrado muerto en la ciudad de Viena, junto a su novia Camilla Castagnola, italiana de origen judío. Los informes oficiales de la época indicaron que la causa de muerte fue inhalación accidental de monóxido de carbono.
Versiones de la época atribuyen la muerte a militantes nazis que sabotearon el conducto de gas para matar lentamente a la pareja. Los jerarcas nazis tuvieron temores de que negar la autorización para realizar un funeral público a Sindelar pudiera provocar la indignación de los vieneses, que ya lo consideraban un héroe popular. Así, al funeral de Sindelar acudieron cerca de 15 000 aficionados que recorrieron con el cortejo las calles de Viena.
La final fue entre Italia y Hungría. El público francés presente en la final ya no pensaba en el futbol, repudió a Italia por su régimen fascista y apoyó a Hungría.
Años después se hizo público un mensaje amenazador de Mussolini, antes de la final, a los jugadores y al técnico de su selección. El mensaje era “Vencer o morir”. Los italianos se impusieron por 4-2 y se transformaron en el primer bicampeón en la historia de los mundiales, pero el mundo estaba en otra cosa.
La realización de mundiales de fútbol se interrumpió, luego de éste, porque, al año siguiente, comenzó la Segunda Guerra Mundial. Durante el propio desarrollo del de 1938, los diarios solo hablaban de la inminencia del estallido de la guerra. El Mundial pasó desapercibido y nunca se debió haber jugado.
En la próxima nota abordaremos el desarrollo del Mundial ´78.
Hasta entonces.

Juan Ferro

domingo, 6 de mayo de 2018

A dos siglos del natalicio de Carlos Marx




EL Bicentenario del nacimiento de Carlos Marx fue recordado este sábado en la sala Villena de la UNEAC. Artistas, intelectuales y estudiantes asistieron a la presentación de una multimedia, que contiene importantes obras literarias y cinematográficas sobre el padre del socialismo científico.

La vigencia de Marx




Un artículo me pide MO sobre la vigencia actual de Marx y en mi vida me he visto en tal aprieto. Marx son muchos personajes según la ingente literatura que hay sobre él. ¿Se trata, pues, de la vigencia del joven o del viejo Marx? ¿O tal vez la distinción es entre el humanista, el hegeliano o el estructuralista? O, ¿nos interesa el teórico riguroso o el luchador incansable? ¿Tal vez debamos expurgar su legado para quedarnos con lo útil hoy y relegar todo el resto? Pero, en todo caso, el intento de determinar qué es útil y por qué nos llevaría de nuevo, en un proceso circular, a la reconsideración de su vida y de la vigencia de su obra. Marx, como muchos personajes importantes, era poliédrico, lo que no quiere decir que sus múltiples caras fueran incoherentes, pero es cierto que sus diferentes facetas se han aprovechado en muchas ocasiones para defender posturas contradictorias.
Más allá de estas consideraciones, Marx ha permanecido siempre en la conciencia social con distintos niveles de presencia y de valoración de sus aportaciones. Ha sido el referente de muchas revoluciones y luchas de liberación en todo el mundo, y, aunque ha pasado por periodos de menor atención, en todas las dictaduras el término "marxista" ha sido utilizado como el mayor insulto civil y político, y siempre ha recobrado su fuerza en los labios de los oprimidos, solo o junto a nombres de otros libertadores. Ninguno de sus competidores ni seguidores ha sido capaz de sustituirlo como referente capaz de hacer entender la sociedad, porque es la figura que mejor representa, tanto en el terreno teórico como en el práctico, la lucha por un mundo en el que la libertad de cada uno sea la condición de la libertad de todos.
Para entenderlo mejor, tal vez sería bueno seguir el método de la duda cartesiana y empezar por buscar al Marx con el que hay mayor acuerdo. Yo destacaría tres aportaciones básicas, que son los pilares sobre los que descansa su edificio teórico y su práctica política. La primera es el descubrimiento del mecanismo básico del funcionamiento del capitalismo: la extracción de plusvalía, que explicó en su aspecto económico y caracterizó como una relación social que se refleja en la ordenación jurídica de todos los países capitalistas. La producción que técnicamente se obtiene por confluencia de trabajo humano y capital (máquinas, instalaciones y materias primas) da lugar a mercancías que son propiedad exclusiva del capitalista que compra los factores, incluida la fuerza de trabajo humana que genera el valor. La segunda es la concepción de la lucha de clases como motor de la historia. De una manera muy esquemática, estas dos se remitirían al aspecto objetivo y al subjetivo de la situación. Y la tercera, la consideración de la estructura económica como condicionante de la organización social y su superestructura ideológica, y las complejas relaciones que tienen ambas, lo que nos guarda de todo dogmatismo y nos lleva al análisis concreto. La valoración de estos factores define la lucha política de las organizaciones revolucionarias, entendidas éstas en su sentido más genuino y radical, el de aspirar a sustituir el capitalismo por una sociedad socialista, el mundo de la necesidad por el de la libertad.
Estas bases marcan una concepción materialista diferente a todos los socialismos utópicos -bienintencionados, pero irreales- y a los socialismos retóricos de alternativas líquidas demasiado reales. Sólo a partir de este planteamiento pueden entenderse en su verdadero sentido de clase –y así depurarse o combatirse- los significantes turbios (innovación, responsabilidad social, emprendimiento, economía colaborativa, ciertas formas de ciudadanía) que surgen constantemente en la fábrica ideológica del capitalismo, como también integrarse significantes limpios (feminismo, ecología…) en un proyecto verdaderamente emancipador. Pero eso ya nos corresponde a nosotros hacerlo.
Por eso, hoy Marx sigue vigente y es necesario su estudio y su ejemplo. No hay más que ver las condiciones de trabajo (paro, precariedad y explotación), o la de las libertades civiles o las de las relaciones internacionales para entender que, a pesar de los muchos innegables cambios habidos, seguimos en el capitalismo.
Es cierto que demasiado frecuentemente se ha presentado a Marx de forma casi religiosa como un sabio intemporal y un profeta de inapelables sentencias y tajantes predicciones, cosa que nunca fue. También lo es que ha habido excesos académicos que han llevado a sectarismos sin sentido o exégetas que han creído encontrar una clave oculta que explicara lo que no se encuentra en miles de páginas escritas.
Un buen antídoto contra estas deformaciones es ver la película "El joven Karl Marx" que lo presenta como un ser vivo, inmerso en su entorno, y da que pensar que, por su capacidad de lucha y convicción, debió ser joven siempre. Otro es la praxis política, sobre todo, la no institucional. Y siempre debemos recordar su famosa tesis: "Los filósofos han intentado explicar el mundo de varias formas; sin embargo, lo que hay que hacer es transformarlo".

Manuel Martínez Llaneza
Mundo obrero
14 de abril 2018

miércoles, 2 de mayo de 2018

Chile: Todas las opresiones y los corazones en el Primero de Mayo independiente y de lucha




Más de 30 mil personas marcharon y se agruparon en la actividad organizada en Santiago de Chile por la Central Clasista de Trabajadoras y Trabajadores. Pese a la clásica represión de la policía militarizada, a diferencia de otros años, la caminata y el acto pudieron concluir exitosamente. Un brote esperanzador del movimiento popular. Un fuego en la noche capitalista.

Antonio Kadima es un trabajador de la cultura popular y anticapitalista, y desde hace décadas sostiene el Taller Sol, en el cascarón antiguo de la metrópolis del país andino. También es parte de los ex prisioneros políticos y torturados del ex cuartel Borgoño que funcionó durante la tiranía con el fin de abatir a la resistencia antifascista. “Esta marcha es fruto de años de construcción. Y la gente de la cultura ha aportado señalando con su práctica que las cosas sí pueden lograrse, sumando voluntades”, y añadió que, “el futuro se organiza hoy día mismo, y no cuando triunfe alguna revolución. Más en una época donde prima la confusión, y nos preguntamos qué es la izquierda, dónde está, y si en verdad, existe. La marcha entonces funciona como un referente orientador ante la duda reinante. Aquí no está la verdad. Pero sí la promesa del debate creativo entre todas y todos. Los trabajadores de la cultura, de la producción simbólica, combinamos la labor intelectual con la lucha en la calle. Nuestro papel fundamental es intensificar la contradicción pueblo / capitalismo, y además, propiciar la discusión fraterna al interior de la propia izquierda anticapitalista”.
El presidente del sindicato SGS-CIMM T&S, asociado a la minería del cobre, y miembro de la Unión Clasista de Trabajadores, Ramón López, indicó que, “nuestro objetivo inmediato es político: crear la Central de la clase trabajadora, independiente del Estado, del sistema de partidos políticos que expresa los intereses del capital, y de los propios grupos económicos nacionales y transnacionales, que gozan privadamente de la riqueza que sale de nuestro trabajo”.
-¿Cuál es la diferencia entre ustedes y la Central Unitaria de Trabajadores, CUT?
“La CUT es una manifestación de los intereses de los grandes grupos económicos, y aunque no lo digan, se evidencia en su política. Por ejemplo, la CUT participa de la mesa entre el Estado y la Confederación de la Producción y el Comercio, el gremio patronal, para fijar el salario mínimo. Y el salario mínimo actual es prácticamente la mitad de lo que necesita un empleado para sobrevivir sin endeudarse. O sea que la CUT avala ese monto y esa política antilaboral, entre otras.”

“Los de arriba predican lo importante que es la familia, pero nos explotan tanto que nos prohíben convivir con las nuestras”

Miguel Méndez es presidente del sindicato de los trabajadores de la Importadora Café do Brasil, una comercializadora alimenticia de marcas como Marco Polo. “Nosotros hemos pasado dos negociaciones colectivas donde los patrones no nos han dado nada de lo que exigimos”, y agregó que, “aunque el costo de la vida aumenta a diario, la empresa mantiene los sueldos congelados. Y en nuestro sector ganamos tan poco que la mayoría tiene que desempeñarse en dos trabajos. Somos trabajadoras y trabajadores jóvenes, los más precarizados. Nos contratan por el sueldo mínimo y debemos cumplir más funciones que las convenidas porque la importadora compra cada vez más productos. Hay una relación inversa entre lo que nos pagan y las utilidades de la compañía. Nosotros creemos que habría que dar una lucha masiva por el aumento del salario mínimo y por los derechos sociales, como salud, vivienda, educación, trabajo seguro y digno, recreación, servicios básicos baratos. Además, como mis compañeros laboran en dos trabajos, ni siquiera pueden ver a sus familias, mientras que los de arriba nos dicen que la familia es lo más importante. Predican lo que nos prohíben con la súper explotación a la que nos someten”.
Por otra parte, el presidente del sindicato de trabajadores a honorarios del Ministerio de Vivienda, Carlos Villalobos, apuntó que “los trabajadores más precarizados del Estado solidarizamos con todos los sindicatos de base que se encuentran aquí y que están por levantar un referente de identidad de la clase trabajadora a nivel nacional, que se apoye en las luchas actuales.”

La enseñanza y los modos del trabajo actual

El Observatorio de Políticas Educativas de Chile, Opech, es una organización vinculada a la investigación y a la producción de conocimientos sobre la enseñanza. Uno de sus fundadores, Rodrigo Cornejo, participó en la marcha.
-¿Por qué estás en la actividad?
“A esta marcha hay que asistir cuando uno pueda, y aquí me ves con mi hijo Camilo. Ahora bien, después de los movimientos estudiantiles del 2006 y 2011, quedó al desnudo un sistema educativo de mercado, elitista, segmentador socialmente, clasista en el peor de sus sentidos. Lamentablemente, los gobiernos de centro-izquierda intentaron hacer reformas, pero sin la voluntad de atacar el meollo del asunto. De esta manera, terminó complejizándose el mercado y a la vez, fortaleciéndose. Hoy existe más competencia entre las escuelas y entre los estudiantes. Y ocurre que a las niñas, niños y jóvenes más empobrecidos y medios, los hacen competir entre ellos y subordinarse a evaluaciones estándares y funcionales al gran empresariado, como el Sistema de Medición de la Calidad de la Educación, Simce.”
-¿Y qué pasa en los colegios particulares destinados a los grupos sociales más privilegiados?
“En esos establecimientos, cuyas colegiaturas a veces se pagan en Unidades de Fomento, UF, o francamente en dólares, hay gimnasia, filosofía, artes, integralidad de la enseñanza. Lo que nos queda claro es que la élite social, sí tiene un proyecto educativo, mientras que en la orilla popular, todavía es un desafío. Si quieren conocer nuestra labor, pueden ingresar a la página www.opech.cl”.
Una calle más adelante, quien escribe coincidió con Rafael Agacino, uno de los economistas de izquierda más reconocidos de Chile.
“A nivel general, considero que la centralidad actual tiene que ver con una suerte de desplazamiento del rol de la clase trabajadora, que no del trabajo. Y sobre todo en esa visión de la clase trabajadora más bien tradicional que la ve como motor de la producción y como sujeto de cambio”, sostuvo Rafael y continuó, “Desde el punto de vista no oriental, hay un cambio en la calificación del empleo. Lo que hoy se denomina el cognitariado, el conjunto de trabajadores que tienen un alto nivel de calificación, que no laboran en cuestiones manuales. Y entonces, su identidad como clase social ya no la perciben como trabajadora, sino como clase media, por su nivel de consumo, de estudios y credenciales. Por tanto, existe una gran paradoja hoy. Tenemos a una importante masa de trabajadores que está en el oriente del mundo, y otra gran masa de trabajadores del cognitariado en occidente que tiene la contradicción entre el ser y su conciencia. Esto es, un ser generador de plusvalía y de valor, pero que carece de la subjetividad propia de la clase trabajadora”.
-¿Y en Chile?
“Aquí sufrimos la bancarrota del sindicalismo clásico. Y está asociada a las imágenes anteriores. La cuestión es cómo superamos el antiguo instrumental de la clase trabajadora para hacer frente a los modos nuevos de esta paradoja.”

La solidaridad ardiente con el Machi Celestino Córdova y Mauricio Hernández Norambuena

En la marcha y el acto central de la organización de las y los trabajadores independiente y de lucha, Cristina Romo ,la werken o vocera del Machi Celestino Córdova, se refirió a la dramática situación de salud en la que se encuentra la autoridad ancestral mapuche, luego de 102 días de huelga de hambre. Celestino Córdova es el único condenado sin pruebas en el caso de la muerte de los latifundistas Luchsinger-Mackay en medio de un incendio en 2013. Prisionero, el machi precisa por razones culturales y sanitarias renovar sus relaciones espirituales en su rewe o lugar sagrado por 48 horas. El gobierno de Piñera condicionó la salida temporal del machi a que dejara su huelga de hambre. Celestino lo hizo hace unos días. Sin embargo, la administración de ultraderecha persiste en trabar su compromiso. Son muchas las agrupaciones mapuche y no mapuche que luchan, primero por la visita del machi a su rewe, e inmediatamente después por su libertad definitiva.
De igual manera, también estuvo presente la solidaridad reunida por la Vida y la Libertad del ex combatiente antifascista y revolucionario internacionalista de origen chileno, Mauricio Hernández Norambuena, prisionero político en las cárceles de Brasil desde hace más de 16 años. Mauricio fue militante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, organización política y militar que destacó sus fuerzas en colaborar con el movimiento popular para echar abajo a la tiranía pinochetista.
En la marcha participó la coordinadora por la Vida y la Libertad de Mauricio, y su abogado Alberto Espinoza, quien indicó que, “en este día tan especial para el mundo de las y los trabajadores, y que evoca los hechos ocurridos en Chicago, EEUU, en 1886, es imperativo recordar que Mauricio Hernández está totalmente identificado con las luchas del pueblo trabajador. No es posible disociar el Primero de Mayo con la reivindicación de la libertad de Mauricio. El régimen inhumano y degradante que ha soportado Hernández Norambuena, demanda la más profunda solidaridad por la causa de su liberación, frente a la indiferencia del Estado chileno y el Estado brasileño”.
En el escenario se expresó sobre Mauricio que, “Aquí se multiplica la lucha suya; atraviesa los barrotes de última generación, los centinelas sordos y la venganza de los opresores del mundo, para animarnos y no decaer jamás en las tareas urgentes de la justicia social, la resistencia popular y la lucha antifascista”.
Como ya es costumbre, durante la marcha y el acto, que contaba con la autorización de la Intendencia de Santiago, las decenas de miles de asistentes fueron ferozmente reprimidos por las Fuerzas Especiales de Carabineros mediante vehículos blindados lanza-aguas y gases lacrimógenos antimotines.
Sin embargo, ni siquiera la policía militarizada chilena pudo contener los corazones reunidos, el movimiento popular amanecido y el fuego en medio de la noche capitalista.

Andrés Figueroa Cornejo

Alcalde Frenteamplista de Montevideo reclama represión para personas en situación de calle

El alcalde Carlos Varela Ubal del Municipio B reclama aplicar sanciones para personas en calle

Personas en calle, un problema social

La problemática de las personas en situación de calle viene tomando una importante visibilidad en este último tiempo.
Los últimos censos del Mides manejan una cifra de alrededor de 1600 personas en esta situación, aunque se estima que el número se ha prácticamente duplicado en estos últimos dos años. La amplísima mayoría son hombres (más del 95%), en general con problemas psiquiátricos, de adicción y exclusión social.
El fenómeno es particularmente visible en las zonas más céntricas de la ciudad, donde las personas en calle desarrollan distintas estrategias de subsistencia, ante la nula respuesta estatal para enfrentar esta problemática.
Los refugios del MIDES se encuentran superpoblados y en pésimas condiciones y son simples “aguantaderos” para pasar la noche. No existe ninguna política seria de reinserción social ni de abordaje a las problemáticas que presentan.
Su presencia masiva en la ciudad es un testimonio, en una de sus faceta más crudas, de las condiciones de vida en el capitalismo.
El incremento en el número de personas en calle debería también interpelar las propias políticas del Frente Amplio. Uno de los “caballitos de batalla” de sus gobiernos es la baja de la pobreza, pero la mayor presencia de personas en calle pone seriamente en cuestión los logros en este sentido.
Las denuncias sobre las condiciones de vida de adolescentes internados en INAU, el número record de presos hacinados en cárceles en condiciones inhumanas, el número de personas en situación de calle sometidos a una muerte lenta, son expresión de las condiciones de vida en el Uruguay de hoy, gobernado hace casi 15 años por el Frente Amplio.

La “solución” represiva del alcalde frenteamplista

Ante tal panorama las declaraciones del alcalde Carlos Varela del municipio B muestran los límites de una gestión política cuyo horizonte es administrar el capitalismo de manera “humana”.
En sus declaraciones Varela expresó al pasar su preocupación “por los derechos vulnerados de ésta persona que está en esas condiciones” para centrarse luego en lo que realmente le importa; como terminar con una presencia que “que claramente vulnera el derecho de los vecinos… vulnera un derecho colectivo, un derecho ciudad”.
En lugar de señalar la falta de políticas sociales reales para estas personas su reclamo se centra en aplicar herramientas jurídicas como la ley de faltas; es decir apelar a una respuesta punitiva y coercitiva para un problema social.
Según el alcalde, integrante del grupo de Astori Asamblea Uruguay, el problema es el “abuso” del derecho individual de la persona a estar en calle que supuestamente atenta contra el derecho colectivo. El razonamiento liberal de Varela invierte la situación y lo que es un problema social, producto de un sistema económico que excluye y margina se transforma en una “elección individual” de la persona en calle.
La propuesta de Varela va en la línea que asume el gobierno del Frente Amplio a nivel nacional de aumento de penas, más seguridad, represión y mano dura.
Recientemente Fernando Gil, director de la Unidad de Comunicación del Ministerio del Interior tuvo expresiones parecidas al reclamar aplicar la ley de faltas que “no apela a la prisión como primera medida sino a corregir una conducta y aplicar, en primera instancia, el trabajo comunitario”.
Es lamentable que integrantes del Frente Amplio, que además tienen cargos en el gobierno, expresen este tipo de posturas.

Hernán Yanes

martes, 1 de mayo de 2018

¿Quién es Lucy González Parsons, la viuda mexicana de uno de los mártires de Chicago?




Lucy González Parsons dedicó 62 de sus 89 años de vida, a la militancia política y sindical en Estados Unidos. Fue una de las grandes sindicalistas y organizadoras de la clase obrera estadounidense que junto a los mártires de Chicago, conquistaron la jornada laboral de ocho horas para la clase obrera internacional.

Catalogada por la policía de Chicago como “más peligrosa que mil manifestantes”, Lucy González de Parsons fue una de las grandes organizadoras de la clase obrera estadounidense a finales del siglo XIX y principios del XX.
José Martí la describió en 1886 como una mujer: “implacable e inteligente, que no pestañea en los mayores aprietos, que habla con feroz energía en las juntas públicas, que no se desmaya como las demás, que no mueve un músculo del rostro cuando oye la sentencia fiera.”
Su vida es la apasionante historia de la lucha por acabar con la explotación capitalista. Junto a los mártires de Chicago, Lucy González fue una de las sindicalistas que hicieron posible la jornada de ocho horas y después, fue una de las fundadoras de la importante central sindical Industrial Workers of World.

Sus orígenes

Lucía Eldine González nació en 1853 en Texas, unos años después de que la Unión Americana invadiera México y se adueñara de más de la mitad del territorio nacional. Hija de una mexicana y un indio creek, vivió el cruel racismo del naciente Estados Unidos de América.
Luego de quedar huérfana a los tres años, vivió como esclava en un rancho algodonero hasta sus 18 años. En 1871 se casó con el anarquista Albert Richard Parsons, con quien tuvo dos hijos, Lulú y Alberto Jr.
La familia Parsons se vio amenazada por el racismo imperante en la región. Huyeron a la ciudad industrial de Chicago en 1873, donde se estaba gestando la huelga general bajo el lema “ocho horas de trabajo, ocho horas de descanso y ocho horas de esparcimiento”.

Una apasionante vida política

El 1 de mayo de 1886 Lucy marchó orgullosa con su compañero, sus hijos y el movimiento obrero de Chicago, en el inicio de la huelga por la jornada laboral de ocho horas. Tras la revuelta de Haymarket, Albert y cuatro anarquistas más fueron sentenciados y ejecutados en la horca al año siguiente. Lucy recorrió el territorio estadounidense generando un movimiento masivo en defensa de los acusados y organizando a las mujeres trabajadoras.
En 1890 contribuyó a la formación de la organización Defensa Internacional del Trabajo. En junio de 1905, participó como delegada en el congreso fundacional de la central sindical Trabajadores Industriales del Mundo (IWW por sus siglas en inglés), junto a personajes como Mama Jones y Emma Langdon. Este hecho es uno de los acontecimientos más importantes en la historia del sindicalismo industrial y del movimiento obrero estadounidense. En el congreso, Lucy fue la única mujer que tomó la palabra y denunció, que las mujeres “somos las esclavas de los esclavos. Somos explotadas más crudamente que los hombres.”
En 1913 fue detenida por la policía de Los Ángeles. Recibió gran solidaridad, particularmente de los trabajadores de San Francisco que se movilizaron por su libertad. En 1927 fue parte del Comité Nacional de Defensa del Trabajo Internacional, organización que defendía los derechos de los negros y activistas sindicales.
En noviembre de 1937, Lucy recordó la mañana en que llevó a sus hijos a darle el último adiós a su querido Alberto Parsons y escribió: "En esa mañana melancólica del 11 de noviembre de 1887, llevé a nuestros dos pequeños niños a la cárcel para darle el adiós a mi amado. Encontré la cárcel sellada por fuera con cables pesados (…) En pocos minutos una patrulla nos detuvo y nos encerraron en la comisaría de la policía, mientras el hecho infernal se consumaba. Oh, miseria, he bebido la taza del dolor a sus heces, pero sigo siendo una rebelde."
Su último discurso fue en 1941 frente a los obreros en huelga de la International Harverster. En 1942, murió tras incendiarse su casa en Chicago a los 89 años. Luego de su muerte seguía siendo considerada una amenaza, por lo que la policía confiscó sus múltiples artículos y libros y los entregó al FBI.

El legado de una paisana rebelde

Lucy destacaba por su inteligencia, capacidad organizativa y sus grandes dotes para la oratoria. Escribió múltiples artículos sobre los derechos de las mujeres, los negros y migrantes, la situación de los desocupados, vagabundos y los veteranos de la Guerra Civil. Colaboró para La Alarma, The Socialist y muchos otros periódicos sindicalistas.
Mantuvo contacto con las sufragistas y el movimiento chicano. Defendió los derechos reproductivos, la educación sexual y la accesibilidad al divorcio, al tiempo que se dedicó siempre a la organización de las mujeres dentro del movimiento obrero. Dedicó 62 de sus 89 años de vida a la militancia político-sindical. Lucy estaba plenamente convencida de que sólo la revolución podría acabar con la explotación y barbarie capitalistas.
Debido a su tenacidad y combatividad, su nombre ha querido ser borrado de la historia de los trabajadores y trabajadoras de Estados Unidos y el mundo. En México la última vez que se le recordó fue en 1892, cuando se realizó la primera conmemoración de los Mártires de Chicago y del 1 de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores.
Su nombre es prácticamente desconocido, a pesar de su importante legado para los millones de trabajadores y trabajadores que hoy, sufrimos la misma voracidad capitalista de hace un siglo en ambos lados del río Bravo. Toca a las nuevas generaciones rescatar el legado de hombres y mujeres que como Lucy González, dedicaron su vida a la lucha contra el capitalismo y la pelea por una sociedad libre de cualquier tipo de opresión y explotación.
En su nombre y el de cada una de las migrantes y las trabajadoras de México y el mundo tomemos las calles este Primero de Mayo, contra el muro y las deportaciones y contra la precarización laboral.
Porque no pedimos, ¡exigimos! Nuestro derecho al pan y también a las rosas.

Marisol FN
@MariposaConejo

*Con información de Raúl Lescas Jiménez, La viuda mexicana de los Mártires de Chicago.